Toronto es una de las ciudades canadienses que atraen a mayor cantidad de público cada año, y no se trata desde luego de un hecho fortuito, sino que cuenta con una serie de atracciones realmente interesantes para recorrer. Entre ellas, una de las que no debemos dejar de visitar es el barrio más antiguo de la ciudad, conocido como “Viejo Toronto”, que sobresale especialmente por sus espacios verdes, y sus construcciones modernas.

El “Old Toronto” se encuentra específicamente en el centro geográfico de la localidad, ya que los barrios más modernos han surgido alrededor suyo en todas direcciones con el avance del tiempo, y se ha constituido además en el centro financiero a nivel local, con una increíble cantidad de rascacielos de distintos tipos, entre los que destacan algunos como el First Canadian Place, el Toronto-Dominion Centre, el Scotia Plaza, Royal Bank Plaza, y el Brookfield Place, entre otros.

Por otro lado, y dadas las intensas actividades económicas que se desarrollan en este barrio, no es casual que allí se hayan asentado a lo largo del tiempo algunos de los sitios más lujosos de viviendas a nivel local, como por ejemplo Yorkville, Rosedale, The Annex, Forest Hill, Lorenzo Park, Lytton Park, Moore Park y Casa Loma.

Pero una de las claves para entender el Viejo Toronto tiene que ver con que, alrededor de estas casas evidentemente pudientes, se encuentran pequeñas vecindades, en las que habitan los inmigrantes llegados de todas partes del mundo y que no cuentan con demasiado dinero, utilizando también complejos de departamentos y demás sitios en los que pueden instalarse, todos ellos en los barrios de St. James Town, Regent Park, Moss Park, Alexandra Park y Parkdale.

Luego, también podemos encontrarnos en la parte antigua de Toronto con una impresionante variedad de eventos culturales de todo tipo, e incluso podemos mencionar que allí habitan la mayor parte de los artistas de la ciudad. Finalmente, son muy interesantes de visitar los barrios étnicos, entre los que destacan los dos chinos, el griego, y algunos cuyos nombres indican su procedencia, como Little Italy, Portugal Village y Little India.