Las famosas Cátaratas del Niágara han existido según se cree, desde la era glacial y han constituido durante mucho tiempo uno de los recursos hídricos más importantes en la frontera estadounidense y canadiense. Desde mucho tiempo, fueron también una gran atracción para los turistas sobretodo ilusionistas y equilibristas que intentaron pasar las mismas, unos lo lograron pero otros perdieron la vida en ello. Pero las Cátaratas del Niágara se convirtieron en un gran fenómeno turístico cuando en la década de 1950, el sex symbol de Hollywood Marilyn Monroe rodó la película “Niágara” con locaciones en las cátaratas.

Se puede visitar las Cátaratas del Niágara desde las fronteras de ambos países, y es usual que los turistas aprovechen los tours organizados en el lado estadounidense para visitar las Cátaratas y adentrase en un punto debajo de la popular caída de agua denominada Velo de Novia, lo que permite admirar un hermoso espectáculo de este atractivo natural en Norteamérica.  Si se visita las Cátaratas a través de la frontera canadiense, se puede disfrutar de recorrer el Parque Reina Victoria con senderos y observatorios y vistas elevadas de las Cátaratas. En el lado canadiense igual se puede aprovechar para ver la ciudad de Toronto.

Es en la frontera canadiense donde se cuenta con más infraestructura para la comodidad de que los turistas puedan avistar los puntos más atractivos de las caídas de agua, desde una de las torres que tienen  vista directa a las Cátaratas, o bien hacer un recorrido en cablecarril, en crucero o autocar lo que también permite a los viajeros disfrutar de algunos de los sitios de interés en la frontera canadiense.

cataratas de niagara

Aunque este hermoso paisaje natural en Estados Unidos y Canadá ha sufrido por la erosión, su preservación a cargo de ambos países ha podido detener los daños a las Cátaratas que además han servido como fuente de energía para las poblaciones cercanas a las mismas. Hoy son un cotizado destino de turismo en la frontera Estados Unidos Canadá.

Imagen: Wikipedia