Panamá es un país repleto de atractivos turísticos naturales. Su canal es lo más popular pero no deja de ser un punto de interés entre mucho otros. Hoy nos vamos hasta el volcán Baru. Tiene 3475 metros de altura y es el punto más elevado en todo Panamá.

Es uno de los grandes volcanes del sur de América Central y lleva más de 500 años inactivo. Numerosos paquetes turísticos y guías en el país nos llevan a recorrer este volcán dormido que sigue generando una imagen de majestuosidad increíble.

volcan-baru

Parque Nacional Volcán Barú

La importancia del volcán es tal que la zona a su alrededor ha sido designada como Parque Natural y lleva su nombre. Se puede llegar a la cima del Volcán Barú caminando o en camioneta 4×4. Ambos recorridos tienen momentos de gran emoción y pueden partir de los poblados de Boquete o Volcán, son ideales para aquellos que quieran deleitarse con hermosos paisajes a la vez que viven un camino cargado de curvas y exigencias físicas.

Pese a que pasaron 500 años desde su última erupción, aún hay rastros de la misma. Las nubes están alrededor del pico de la montaña desde muy temprano y recién al mediodía desaparecen, siempre y cuando el clima acompañe. El paseo a pie lleva algunas horas así que hay que ir con alimento y agua para evitar el cansancio.

Una recomendación al ascender al Volcán Barú es llevar ropa abrigada. El termómetro puede descender hasta 0 grados cuando nos acercamos a la zona superior del volcán. No es una caminata sencilla pero tampoco es imposible. Es cuestión de estar en buena forma y animarse a llegar a un punto increíble para vistas panorámicas de la región. ¿Te gustan las aventuras? No te pierdas el recorrido del Volcán Barú que seguramente quedará en tu memoria.