- patrocinador -

Esta cuarta etapa atravesamos los terrenos de la universidad de Navarra, Cizur menor y llegar y subir el gran alto del Perdón.

Cizur cuenta con una iglesia románica de cinco paños en el ábside y los característicos arcos de medio punto en la puerta de entrada y naves.

El el alto del perdón hay un monumento al peregrino, eregido a causa de la leyenda que cuenta que un peregrino fatigoso, decidió no renunciar a su fe a pesar de ofrecimientos de agua y comida a cambio de su renunca a la fe en el apóstol. Este tramo se considera de dificultad media pero se puede agravar dependiendo del clima, ya que no tiene muchas sombras y por lo tanto en verano hace mucho calor.

La iglesia de la Asunción de Uterga es gótica, aunque sus numerosas reformas la hacen parecer renacentista. Consta de nave única, dividida en cuatro tramos y cabecera poligonal, con cubierta de bóveda de crucería estrellada con claves en 6 capilla mayor y cuarto tramo de la nave (la zona más antigua) y con bóveda de lunetos en el resto. La torre campanario, situada a los pies, así como la puerta de ingreso adinte­lada, abierta en el lado de la epistolar, entre el segundo y tercer tramo de la nave, pertenecen a la última época.

Dentro, un retablo del siglo XIX hace de la iglesia un atractivo envidiable.

Muruzábal, a 26 kilómetros de Pamplona, posee una iglesia gótica y un palacio renacentista en un paraje solitario y tranquilo perfecto para el tentempié y el descanso.

La iglesia es una de las más emblemáticas y curiosas de Narvarra; con categoría de monumento nacional.

El puente de la Reina es importante en esta etapa ya que justo a la entrada está la confluencia con la vía jacobea que viene de Somport. Hace poco tiempo, apareció un arco que estaba semienterrado. Este hecho ha convertido al puente en simétrico: siente vanos.

En este tramo (etapa) hay unas vistas increíbles de Pamplona. Merece la pena pararse de cuando en vez y observar la grandeza de la naturaleza y del hombre.