caosent5.jpg

El jueves pasado Londres se mostraba orgulloso de la apertura de la esperada T5, la nueva terminal aeroportuaria de Heathrow destinada principalmente al servicio de British Airways.

Como sabemos Heathrow es una de las principales puertas de ingreso a Europa y las autoridades del aeropuerto esperaban satisfacer la creciente demanda de pasajeros a la vez que servir de eficiente enlace con los vuelos a Oriente que se abarrotarán con motivo de los próximos juegos olímpicos de Beijing. Pero las cosas no salieron como se esperaban…

Por tercer día consecutivo la T5, lejos de simplificar la vida de los ansiosos pasajeros, muestra serios problemas de organización y eficiencia en sus servicios por lo que las demoras en los vuelos y la cancelación de muchos de ellos se ha convertido en un grave problema para las autoridades británicas.

British Airways es la más afectada por los problemas técnicos y logísticos debiendo cancelar más de 50 vuelos en el día de hoy (de los 350 previstos) y no descarta que mañana también deba suspender algunas rutas. Desde que la T5 abrió sus puertas, British ha cancelado más de 100 vuelos.

caosent52.jpg

Recordemos que la terminal costó 5 mil millones de euros y que los principales problemas operativos se están evidenciando en el despacho, descarga y entrega de equipajes. Los responsables del área estiman que todo estará resuelto para el domingo próximo, mientras tanto… sólo esperar.

Vía ADNMundo