Italia es uno de esos destinos que suelen venderse como excursiones en viajes empaquetados. Pero si decides recorrerla por tu cuenta podrás disfrutarla y saborearla en pequeñas dosis, apetitosas y aromáticas como su famosa cocina

Comer en Roma se convierte en una atracción más del viaje. Esta gúia de restaurant puede ayudarte a elegir dónde comer, por cuánto, qué y cómo…

Comer en Roma no es más caro que en España, claro que si tratas de almorzar con buenas vistas a la antigua Roma, pagarás más y no precisamente por un mejor plato. Toda la ciudad esta repleta de locales de pizza al peso y lo que llaman “Tavola Calda”, que es una especie de buffet de comida lista.

Algunos lugares interesantes para visitar y degustar son:

Camponeschi: oferta de pescado, mariscos y cocina romana en Piazza Farnese (50a Piazza Farnese, Rome, 00186) de ambiente romántico y para bolsillos acomodados (40 euros promedio) hay que reservar con anticipación y acepta tarjetas de crédito. Horarios: de 18,30hs a 00,30hs de lunes a sábados.

Cafe della Pace (Via della Pace 3, Rome, 00186- Teléfono: +39 6686 1211) de estilo europeo ofrace bistros y brasseries, no se necesita reservar lugar, acepta tarjetas de crédito. Es de los restaurant más buscados, aún así no cuenta con ingreso para discapacitados y no hace entregas a domicilio.

Basilica Ristorante Taberna(Foro Traiano, 1b/2, Rome, 00187- Teléfono: +39 066789980) con buenas vistas y una atmósfera de negocios, el precio promedio para comer aquí es de 57 euros. Cocina contemporánea y especialidades, se recomienda reservar con anticipación. Acepta tarjetas y los horarios son de 12.30hs-14.30hs y 19.30hs-23hs .

Otros más económicos pueden ser:

Corte del Grillo,en Salita del Grillo 6, entre Via Nazionale y Via Cavour muy cerca del Palacio del Qurinale. Buen precio y estupendos productos.

Alberto Ciarla, en Piazza San Cosimato 40, en pleno Trastevere. Otro buen sitio para tomar pescado y mariscos.

Osteria Der Belli, en Pza S. Apollonia, 11, en el Trastevere. Una sencilla Hostería familiar con un interesante menú y buena carta de vinos. Precios populares.

Para tener en cuenta: ¡la cuenta!

Cuidado, examinarlas bien y preguntar por los cargos no previstos. Los malentendidos suelen venir de los cobros por el servicio y los precios que se refieren a gramos y no a platos, es decir, los 10 euros que pone en la carta para tu filete se convierten en 30 euros en la cuenta ya que el filete tenía 300 gramos.

Lo mejor es preguntar por anticipado y leer bien la letra pequeña.