horta

La sorprendente cultura egipcia se refleja en uno de los más imponentes complejos creados por esta civilización durante el siglo III a.C. Esta célebre construcción alberga valiosa información de la antigua sociedad tanto en su interior como en sus alrededores.

Se trata del Templo de Isis en Philae, el último refugio de la religión y de la escritura jeroglífica, ubicado en la isla de Agilkia, en la ciudad de Aswan. Además de rendir culto a la diosa de la magia y símbolo de la vida, protección y fertilidad el establecimiento era el santuario del Dios Khnum y únicamente los sacerdotes que salían de allí eran capaces de descifrar el mensaje que guardaban los antiguos símbolos.

Para llegar a este lugar es necesario tomar un barco que cruza hasta la isla. Debido a la extensa cantidad de turistas alrededor de la edificación, puede resultar bastante estresante visitarlo en horas pico, por eso, para poder observarlo de una mejor manera, es aconsejable evitar estos horarios.

Entre las atracciones del lugar se destaca un mágico espectáculo nocturno de luz y sonido dónde se pueden apreciar todos los templos iluminados.

La belleza y encanto que reúne este sitio, sin duda propone un destino diferente en un lugar dominado por las características pirámides.

Vía Nuestro rumbo