Uno no sabe que lo que hay detrás de la puerta de una casa. Algunas de ellas esconden verdaderas maravillas como Dewstow House, que tiene uno de los jardines más bonitos, si no el que más de la ciudad de Gales. La casa fue propiedad de Henry Roger Keane Oakley, responsable de crear uno de los jardines más espectaculares.

Existen decenas de jardines que han disfrutado de una segunda vida al ser redescubiertos. La particularidad del jardín de Dewstow es que es un jardín subterráneo. Los paisajistas James Pulham & Sons fueron los encargados de dar forma a las rocas y crear una red de túneles y cavernas mientras distribuían lagos, estanques y estalagmitas artificiales. El agua recorre todo el jardín creando juegos de colores a través de la luz que se filtra. Mientras todo esto ocurre bajo tierra, en la superficie encontramos seis estanques.

La casa quedó en el olvido en los años 40 ya que la familia no tenía descendencia y la propiedad quedó olvidada. En el año 2000, las propiedades pasaron a formar parte de una familia de la zona que sabía de la existencia de los jardines aunque no sabía cómo eran de maravillosos.

Fuente | Dewstow House