El Pinacate, paisaje lunar en el desierto mexicano

horta

Muy cerca de la frontera de México con Estados Unidos se encuentra un lugar que se caracteriza por sus extraños paisajes: El Pinacate, una vasta región del Desierto de Altar al noroeste de Sonora de gran riqueza biológica.

Este lugar tan particular cuenta con casi 400 cráteres de volcanes muy antiguos ya apagados, algunos de ellos llevan el título de ser los más grandes del mundo y debido a la gran acción volcánica que hubo en la zona hace miles de años, también es posible visualizar dunas de arena y solidificaciones de lava de considerables dimensiones lo que le da una clara similitud con un paisaje lunar.

La hermosa sierra de El Pinacate se extiende a lo largo de 714.556 hectáreas y es considerado uno de los lugares del planeta con un bajo índice de humedad además de contar con temperaturas que rondan los 50 grados centígrados en el mes de junio, las más altas del hemisferio norte.

horta

Dentro de los cráteres más importantes se destacan el Elegante de 1600 metros de diámetro, el Cerro del Colorado, el Molina, con una impresionante forma de trébol y el Sykes que da la sensación de no tener fondo. Si quieres acampar puedes hacerlo en el valle del Tecolote, claro que para eso debes registrarte con el guardaparques y realizar el recorrido acompañado de un guía, ya que existe la posibilidad de extraviarse.

Cabe remarcar que estas tierras muestran también una magnífica riqueza cultural, ya que fueron habitadas hace miles de años por grupos humanos de los cuales hoy se observan algunos vestigios que son considerados lugares sagrados y ceremoniales. En 1993, El Pinacate ha sido declarado Reserva de la Biósfera por su exquisito patrimonio biológico.

Vía│México por descubrir

1 Comentario