horta

Durante tu estadía en Londres no puedes dejar de visitar el Museo Británico, uno de los más grandes del mundo donde se alberga gran parte de la historia y cultura de la humanidad.

Este museo, que fue abierto al público en el año 1759 en la Casa de Montagu en Bloomsbury sobre colecciones donadas al Reino Unido por el médico y científico Sir Hans Sloane, durante dos siglos y medio ha ido creciendo de manera tal que ha dado lugar a otras sedes que reúnen colecciones temáticas como por ejemplo el Museo de Historia Natural fundado en 1887 y un siglo más tarde la Biblioteca Nacional.

El impresionante Museo Británico cuenta en su interior con 13 millones de objetos provenientes de todas partes del planeta distribuídos en 10 departamentos:
Antiguo Egipto y Sudán – Antigua Grecia y Roma – Oriente Medio – Impresos y Dibujos – Asia – Condecoraciones y Medallas – África, Oceanía y las Ámericas – Prehistoria y Europa – Conservación, documentación y ciencia – Librería y Archivos.

Lógicamente el edificio ha sufrido modificaciones y ampliaciones ha través de los tiempos, y una de las salas que se ha construído más recientemente es el Gran Atrio de la Reina Isabel II que está ubicado en el centro mismo del Museo y que ha sido inaugurado en el año 2000.

horta

Dentro de las obras y piezas famosas que se pueden observar están los frisos del Partenón, el busto de Pericles, dibujos de Leonardo Da Vinci, Rubens, Rembrandt y Goya entre otros, la famosa Piedra de Rosetta y la mayor colección de porcelana China de Europa.

Se puede acceder a todas las salas del Museo Británico de manera gratuita, excepto cuando se exhiben muestras especiales.

Vía│Viajarsi