- patrocinador -

horta

En recientes investigaciones arqueológicas que se han realizado en las cercanías de El Cairo, con mayor exactitud en la región de Ein Shams -uno de los centros religiosos más importantes de la época predinástica egipcia– se ha develado un extraño hallazgo compuesto por un enorme templo que perteneciera a Ramsés II y trozos de una estatua del faraón.

Ramsés II, uno de los más célebres de la dinastía XIX, también llamado el Gran Conquistador o Ramsés el Grande, nació en 1304 a.C y gobernó desde 1279 hasta 1237 a.C., siendo el más famoso de todos los faraones.

Hasta el momento, se conocía unicamente el templo erigido en su memoria en Abu Simble hace 3.300 años, en la región de Nubia y en cuyo interior se muestran varias imágenes y estatuas del faraón,  convirtiéndose en uno de los lugares más visitados por los turistas.

horta

Además de los trozos de una estatua de Ramsés II también se han descubierto grandes pedazos de losas de piedra caliza y otros materiales que fueron utilizados para para la construcción del templo.

Asimismo, en el interior del flamante hallazgo se encontraron restos de una tumba, lo que pone en evidencia que los antiguos egipcios construían los sepulcros dentro de los templos con el objeto de proteger a sus difuntos.

Vía│ADN Mundo

- patrocinador -