horta

Se eleva imponente a orillas del Támesis. Es un toque moderno entre los lujosos y antiguos edificios. Ofrece una de las vistas más increíbles de la ciudad. ¿Todavía no lo descubriste?… es el Ojo de Londres, la noria más grande del planeta.

Situada en la costa opuesta al Big Ben, fue construída en el año 1999 con motivo de conmemorar el fin del milenio y cuenta con 135 metros de altura y 32 grandes cabinas con una capacidad máxima de 25 personas en cada una de ellas.

Sin dudas es una experiencia sensacional en la que se puede observar de una misma vez los famosos íconos londinenses como el Palacio de Buckingham, la Catedral de St. Paul, el Big Ben y el Palacio de Westminster.

horta

Se recomienda realizar el ascenso en días de poca niebla en donde es posible ver hasta el Aeropuerto de Heathrow y por supuesto no olvidarse de la cámara. El recorrido completo es de aproximadamente 30 minutos.

También se puede subir junto a tus familiares y amigos, en este caso se reserva una de las cápsulas para que el paseo resulte más íntimo. Además se ofrece el servicio de guía que acompaña durante el trayecto y explica todo lo que se ve desde arriba. Y si quieres algo realmente más acogedor, puedes contratar una cabina privada donde se ofrece una copa de champán Laurent-Perrier.

En fin, un paseo que no puedes perderte si pasas por Londres.

Vía│Viajar sin Brújula