Si tienes ganas de unas vacaciones distintas, con todo tipo de ocio, cultura, paisajes y gente encantadora, visita Perú.

Se trata de un país enorme en todo lo que significa la palabra. Después de visitar el Machu Pichu y conocer todo lo que el imperio Inca aportó a esta maravillosa tierra sentirás más y más ganas de conocer todo el país. Encandila, asombra y enseña a medida que vas paseando por sus parajes.

Tiene un gran patrimonio arqueológico e histórico en todas sus ciudades: Lima, la capital, está esctructurada a partir de una fusión armoniosa del trazado milenario con la posterior propuesta colonial y la modernidad actual después de cuatro siglos de historia. La basílica barroca central de Lima, edificio de principal atractivo turístico, es solo el comienzo de un recorrido precioso por barrios con casas típicas y vistas increíbles. Están también ciudades como Santa Catalina, donde el tiempo se detiene o Ángeles de Cusco, con un patrimonio pictórico y arquitectónico único.

La principal fuente arqueológica de Perú está en la zona suroriental de la cordillera de los Andes; Cusco, principal capital del imperio Inca. Es el “ombligo del mundo” según los habitantes del imperio precolombino Tahuantinsuyu, y sin duda, el principal atractivo para los amantes del tiempo y el arte. En el Sur, están las famosas lineas antropomorfas de Nazca, tema de estudio e investigación en las más prestigiosas universidades del mundo. Hay quien dice que ahí hay manos no terrestres.

Naturaleza… infinita: Áreas naturales protegidas, ríos y cañones, lagos y lagunas, cascadas, una flora y una fauna que parecen la recopilación de todas las especies del planeta… para los amantes del senderismo y las largas caminatas será una experiencia única.

Con un poco de tiempo, podrás conocer su cultura, sus tradiciones, su artesanía, el encanto de la gente… y la gastronomía; platos típicos con productos naturales que harán las delicias del paladar más exquisito.

Serán unas vacaciones tan especiales que repetirás destino.

1 Comentario

  1. Y te olvidas de Arequipa, la ciudad blanca, donde puedes recorrer el Cañón del Colca, el cañón más profundo del mundo; y Puno con el Lago Titicaca, el lago navegable más alto del mundo.

    De todas maneras, es impresionante.

Comments are closed.