- patrocinador -

Todos hemos deseado alguna vez desconectar totalmente y perdernos en medio de la naturaleza. En Asturias, en la comarca de los Oscos, cerca d Galicia, hay un lugar que ni pintado para eso: Taramundi.

Taramundi es un pequeño pueblo en la comarca del mismo nombre, por el que parece que no haya pasado el tiempo. Rodeado del verde de los bosques asturianos y surcado por ríos y arroyos, los paseos entre las antiguas casas –muestra de la arquitectura popular rural galaico-asturiana-.

El ser una zona de difícil acceso la ha protegido del turismo y ha conseguido que su naturaleza permanezca en un estado casi virgen, auque también has sido causa de despoblación y en los alrededores encontramos muchas aldeas semiabandonadas.

Su economía es por completo rural, agrícola, ganadera y artesana. Es una zona muy rica en yacimientos de hierro, por eso su artesanía se ha especializado en la fabricación a mano de cuchillos y navajas que son muy famosas desde antiguo.

La variedad de productos de la tierra y el bien alimentado ganado se traducen en una mesa espectacular. La gastronomía de Taramundi es tradicional y casera, variada y casi un objeto de culto, desde las típicas fabes, callos, guisos a las carnes, caza, pescados de río y postres artesanales.

Lo mejor para abrir el apetito es un buen paseo, y en los alrededores de Tarmundi podrás hacer distintas rutas de variadas longitudes y dificultad por rincones y parajes realmente maravillosos. Si además quieres darles un matiz cultural, te recomendamos la visita al centro Etnográfico de Os Teixois; además de la belleza de la ruta, muy fácil de hacer, encontrarás un ejemplo de cómo aprovechar el agua de los ríos para la obtención de energía, gratuita y sostenible visitando molinos, batanes y un sinfín de artilugios movidos tan sólo por la fuerza del agua.

Si te decides a hacer la visita, te recomendamos que te alojes en una casa de turismo rural, hay como una docena en los alrededores, todas preciosas y altamente recomendables.