Cuando viajamos, lo normal es comer las comidas típicas de cada zona. Por norma general suelen ser platos apetitosos que no se suelen salir de nuestros parámetros de lo “se puede comer y lo que no”. Pero existen otras comidas típicas super extrañas que pondrán a prueba sin lugar a dudas nuestro paladar. En este artículo te mostramos 9 comidas típicas muy extrañas de todas las partes del globo.

Comidas típicas muy extrañas

A continuación te mostramos 9 comidas típicas muy extrañas:

También te puede interesar: Dónde comer en Islandia: 8 restaurantes que no te puedes perder

Shiokara

Comidas típicas
Fuente: wikipedia.org

Shiokara es una de las comidas típicas de Japón, no apta para todos los paladares. Se trata de una mezcla de trozos de pescado con pequeños mariscos (hasta ahí todo bien), fermentados con las propias vísceras de los animales (ahí ya…). La pasta marrón que podéis ver en la imagen superior, es la salsa que se genera al fermentar las visceras, y su sabor es extrasalado.

Se dice que el sabor del Shiokara es muy persistente en el paladar. Tanto, que entre los nativos japoneses hay pocos a los que les encante este plato debido a lo fuerte que es. Debido a su potente sabor, se suele tomar con un trago de whisky tras cada bocado.

Hákarl

Comidas típicas
Fuente: Chris Wronski

Y de sabores potentes va la cosa… El hákarl es una comida islandesa la cual no es ni más ni menos que carne de tiburón de Groenlandia. La carne del tiburón en sí, es tóxica, debido a su alto grado en urea, por eso debe pasar un largo proceso de curación antes de ser ingerida. Cuando ya está lista para comer, posee un hedor que recuerda al amoniaco. Acostumbrarse al olor y sabor de este plato es difícil incluso para los propios islandeses, por eso se recomienda a los que se están iniciando, taparse las narices antes de ingerir los pequeños cubos de hákarl.

Escamoles

Comidas típicas
Fuente: wikipedia.org

Seguimos subiendo el listón. Los escamoles son un plato típico de la comida mexicana que consiste en un guiso con larvas de hormigas escamoleras fritas con mantequilla, epazote, mixiote y muchas cosas más. Las larvas de estas hormigas han servido de alimento a los habitantes de mesoamérica desde tiempo inmemoriales, por eso son tan apreciadas por los mexicanos. Aún así, hay que tener en cuenta que es un alimento muy exótico, y que debido a la agresividad de estas hormigas, su dificultad para la reproducción y la explotación, hacen de este plato, un plato muy caro.

Surströmming

Comidas típicas
Fuente: wikipedia.org

Antes te hemos comentado que el hákarl tenía un olor fétido parecido al del amoniaco, pero nada comparado al hedor del surströmming. Para que te hagas una idea, se recomienda NO abrir una lata de surströmming en espacios cerrados, debido a su pestilente hedor. Lo ideal es abrir la lata en espacios abiertos y, si puede ser debajo del agua, mejor que mejor. Pero, ¿de qué está hecho este surströmming? Básicamente es un plato típico sueco que consiste en arenques fermentados.

¿Recuerdas el olor del pescado podrido y de sus tripas? Pues el olor de surströmming es tal que así, pero multiplicado por 100. Tradicionalmente se sirve en sandwich, acompañado de un vaso de leche fría y unos snaps.

Fugu

Comidas típicas
Fuente: jim

Llegamos a la parte delicada, e incluso mortal. Fugu es la palabra japonesa para denominar al pez globo y al plato japonés que se elabora con la carne de este simpático pez. Bueno, simpático por decir algo, ya que ciertas partes de este pescado son potencialmente tóxicas debido a la tetrodotoxina, un veneno paralizador que causa la muerte en la mayoría de casos y del cual, no existe antídoto.

Los valientes que han probado la carne no tóxica de este pescado, relatan que es una auténtica exquisitez. Pero claro, el riesgo está ahí. Debido a esto, los cocineros que preparan fugu están controlados estríctamente por la ley japonesa, y para ello deben pasar un riguroso entrenamiento que suele durar entre 3 y 5 años.

Kiviak

Comidas típicas
Fuente: mundogump.com

El kiviak es una de las comidas típicas de Groenlandia. Se trata de un plato inuit, el cual se basa en alcas (una especie de ave marina) maceradas dentro del cadáver vacío de una foca.

El proceso es el siguiente. Primero se vacía la foca para que pueden caber 500 alcas con sus picos, plumas, alas y órganos. Después se introducen las alcas y se sella la foca con grasa y cosiéndola. A continuación se le coloca una piedra grande sobre la piel de la foca para que quede el mínimo de aire dentro. Pasados seis o siete meses, el cuero de la foca se vuelve a abrir para extraer las aves ya fermentadas. Ya solo queda decir, ¿bon apetit?

Huevo centenario

Comidas típicas
Fuente: cevifi.com

El huevo centenario es un aperitivo de la comida china que, erróneamente por su nombre, puedes pensar que tarda más de cien años en llevarse a cabo, pero nada más lejos de la realidad. En verdad son huevos, de pato o de pollo, e incluso de codorniz, los cuales se preservan en cal viva, arcilla y cenizas, durante semanas o meses, dependiendo del tipo de procesado. Pasado un tiempo, la yema torna de color verdoso y la clara se ennegrece, tal y como puedes ver en la imagen superior. El olor que desprende suele recordar al queso fuerte.

Casu marzu

Comidas típicas
Fuente: wikipedia.org

El casu marzu es un queso típico de la isla italiana de Cerdeña, el cual se caracteriza por tener en su interior larvas vivas de moscas. De hecho, casu marzu significa “queso podrido” en un dialecto sardo. Por mucho que te extrañe, estas larvas se introducen en el queso de manera deliberada para acelerar el proceso de fermentación y para romper los ácidos grasos del propio queso. Las larvas son parecidas a gusanos blancos-translúcidos de hasta 8mm, que pueden incluso a llegar a saltar del queso. Es por eso que para deleitar este queso, es recomendable que los comensales se pongan gafas, para que las larvas no les salten a los ojos…

Balut

Comidas típicas
Fuente: Jerick Parrone

El balut es una de las comidas típicas de la zona oriental de Asia, sobre todo en Filipinas y en la India. Se trata de un huevo de pato ya fertilizado, es decir, hay un embrión de un patito dentro, que se cuece de igual manera que se haría con un huevo cocido. A pesar del asco que te pueda llegar a dar, decir que el balut contiene un gran valor proteínico e incluso, se suele decir que es un gran afrodisiaco. Se suele servir acompañado de una bebida alcohólica, como una cerveza, y es habitual encontrarlo en puestos ambulantes de dichas zonas.

También te puede interesar: Costumbres y tradiciones: cómo comer en Marruecos

Y hasta aquí las 9 comidas típicas más extrañas del mundo. Espero que te hayan gustado y que, al menos, las deleites alguna vez (si tu estómago te lo permite). Ya sabes, si te ha servido el artículo, compártelo en redes sociales. ¡Nos leemos!

Guardar