Si quieres disfrutar del mejor termalismo gallego puedes visitar Mondariz. Se trata de una villa ubicada en el Valle del Tea, el lugar está rodeado de verdes pinos e imponentes robles. Un lugar donde se puede conocer el termalismo gallego presente desde la época romana.

Recién en el siglo XIX la zona se volvió más conocida recibiendo a los ilustres personajes de la época que acudían para beneficiarse con las técnicas de hidroterapia. La infanta Isabel de Bordón, la condesa Pardo Bazán, importantes políticos y escritores visitaron el lugar.

Ninguna personalidad de la época quería perderse las aguas mineromedicinales y a los tratamientos. Mondariz se fundó en el año 1873, luego de la Guerra Civil la cantidad de visitantes cayó considerablemente. En el año 1973 el lugar fue devorado por un incendio dejando sólo la estructura de piedra.

El termalismo gallego

Afortunadamente en la década del 90 se comenzó a recuperar el lugar, el gran Hotel se convirtió 140 años más tarde en un nuevo complejo formado por un exclusivo balneario, un centro termolúdico, un campo de golf y un hotel de cuatro estrellas. En el balneario se pueden disfrutar las mejores aguas mineromedicianles ideales para los problemas del aparato locomotor, los problemas nerviosos y digestivos.

Otro sitio que vale la pena conocer es el Palacio del Agua, un lugar que abrió sus puertas en el año 2005, desde ese momento se volvió en uno de los más elegidos por las familias. El lugar tiene tres plantas con una gran piscina central, tres mini piscinas, siete saunas, una zona de relax y de reposo. La Fuente de Gándara se construyó en el año 1908 y es todo un símbolo del lugar.

En sus alrededores se encuentra el manantial de Troncoso, el lugar es visitado por muchas personas que quieren alejarse del estrés y del agotamiento mental y físico.

Foto | Flickr