-

El mercado flotante de Tailandia

mercado1

Entre los grandes atractivos que ofrece Tailandia a sus visitantes hay seguramente un lugar que es obligado para muchos ya que manifiesta la vida cotidiana tradicional del país.

Estamos hablando del famoso mercado flotante Damnoen Saduak, situado en Bangkok, a una hora del centro de la ciudad y es además la principal característica que buscan los turistas para visitar antes que desaparezca.

Este maravilloso lugar también conocido como Venecia del Este, por la gran cantidad de canales, está sufriendo la clausura de estos en muchos sectores por lo que cada vez quedan menos.

mercado2

Es recomendable llegarse a este mercado por la mañana temprano para poder observar a los mercaderes, negociando y vendiendo sus productos ya que después de las ocho se vuelve un caos y la gran cantidad de turistas invaden el lugar.

Un encantador entorno para adentrarse en la vida tradicional tailandesa y disfrutar practicando el regateo, cosa que ya es típico para adquirir los bellos artículos regionales.

Via Rincones Lejanos

Lo último...

La nueva forma de viajar de los españoles: escapadas con actividades privadas

Este año, los españoles han tenido que cambiar su forma de organizar sus viajes, apostando por destinos cerca de casa con el objetivo de...

6 destinos pensados para relajarse y desconectar

La alarma sanitaria provocada por la Covid-19 ha afectado al modo de viajar de las personas. Un alto porcentaje ha dejado de hacerlo por...

5 destinos románticos españoles para una escapada en otoño

Otoños es, para muchas personas, la mejor época del año para viajar. Es cuando la temperatura se vuelve más suave, lo que te permite...

Los españoles apuestas por el turismo nacional

La crisis causada por el Covid ha afectado a muchos sectores, siendo el turismo uno de los más afectados. Este verano, la gente ha...

Los mejores lagos que nos podemos encontrar en cada Comunidad Autónoma

España es conocida por sus playas, pero nuestro país esconde muchos otros paisajes de gran belleza y que siempre quedan escondidos en un segundo...