El monasticismo es una de las instituciones fundamentales del budismo. Monjes y monjas son responsables de preservar y difundir las enseñanzas budistas, así como de educar y guiar a los fieles. Los monasterios budistas surgieron a raíz de la práctica del vassa, un retiro realizado por los monjes y monjas budistas en temporadas de lluvias. Hay algunos monasterios que son, absolutamente preciosos. Por eso, en este artículo, te mostramos los 10 monasterios budistas más sorprendentes del mundo.

Monasterios budistas muy sorprendentes

A continuación te mostramos 10 monasterios budistas que te dejarán sin habla:

También te puede interesar: Los mejores templos budistas en China

Yungbulakang

Monasterios budistas
Fuente: Preston Rhea

Según cuenta la leyenda, Yumbulagang fue el primer edificio del Tibet y el palacio del primer rey tibetano, Nyatri Tsenpo. Su nombre significa “Palacio de la Madre y el sol” en tibetano. Bajo el reinado del quinto Dalai Lama, el palacio se convirtió en un monasterio de la escuela Gelugpa. Desgraciadamente, fue brutalmente dañado durante la revolución cultural china, quedando únicamente en pie solo una planta del monasterio. Fue reconstruido en 1983.

Monasterio de Erdene Zuu

Monasterios budistas
Fuente: Honza Soukup

El monasterio de Erdene Zuu es probablemente el monasterio budista más antiguo en Mongolia. Fue construido en 1585 por Abtai Sain Khan, en un movimiento para introducir el budismo tibetano en Mongolia. Para su levantamiento se utilizaron piedras de las ruinas de Karakorum. Está rodeado por una muralla que consta de 100 estupas. Casi es seguro que intentaron llegar a 108, numero sagrado en el budismo, pero no lo lograron.

Bajo el regimen comunista de Mongolia, el monasterio Erdene Zuu prevaleció en pie debido a que fue considerado como un museo. Tras el fin del comunismo en Mongolia allá por 1990, el monasterio fue entregado de nuevo a los lamas y se convirtió en lugar de culto.

Monasterio de Ganden

Monasterios budistas
Fuente: Kevin Poh

El monasterio de Ganden es uno de los “tres grandes” monasterios universitarios del Tibet, y está localizado sobre el monte Wangbur, a una altura de 4.300 metros. Los otros dos son el monasterio de Sera y el monasterio de Drepung. Este monasterio es el más alejado de Lhasa de los tres, y al principios del s.XX contaba con una población de 6.000 monjes.

En 1959, el monasterio fue completamente devastado por la Guardia Roja y, el cuerpo momificado de Tsongkhapa, el fundador del monasterio, fue quemado. Por suerte, sigue su restauración iniciada en los años 80.

Monasterio Key

Monasterios budistas
Fuente: Carlos Adampol Galindo

El monasterio Key es un monasterio con más de mil años, localizado en lo alto de una colina, a una altura de 4.166 metros en el valle de Spiti. El pueblo de Kibar sobre el que se sitúa el monasterio, está considerado como uno de los pueblos más altos de la India.

Ha sido atacado en repetidas ocasiones a lo largo de su historia por los mongoles y otros ejercitos, y ha sobrevivido a incendios y terremotos. Las sucesivas destrucciones y restauraciones han dado como resultado una construcción en forma de caja, en donde el monasterio parece un fuerte y los distintos templos se apilan uno encima del otro.

Templo de los Lamas

Monasterios budistas
Fuente: François Philipp

El Templo de los Lamas, localizado en la parte noreste de Pekín, es uno de los monasterios budistas más grandes del mundo. El templo fue construido por emperadores chinos que sentían una gran fascinación por la versión tibetana del budismo. A lo largo de los años, muchos monjes tibetanos y mongoles vivieron en esta estancia, y aun siguen viviendo varios de ellos hoy en día.

El templo contiene una estatua de 26 metros de altura de Buda Maitreya tallada sobre una única pieza de sándalo blanco.

Monasterio de Thiksey

Monasterios budistas
Fuente: snotch

El monasterio de Thiksey es un monasterio budista tibetano de la rama de los “sombreros amarillos” que llama la atención por su semejanza con el palacio de Potala en Lhasa. Está situado a una altura de 3.600 metros en el valle de Indus en la India. Es un complejo de 12 pisos y alberga muchos elementos del arte budista como estupas, estatuas y pinturas murales.

Punakha Dzong

Monasterios budistas
Fuente: Jean Marie Hullot

Punakha Dzong es uno de los antiguos dzongs más fotogénicos. Está situado en una isla entre los ríos Pho Chhu y Mo Chhu, en Bután. Para el que no lo sepa, un dzong es una combinación entre fortaleza y monasterio. Este, el Punakha Dzong, al igual que todos los dzongs, sirve para varios propósitos como proteger a la región, edificio para la administración del Gobierno y como casa de invierno del cuerpo monástico.

Se une a la orilla por un puente de arco de madera, y contiene muchísimas reliquias de los días en que los reyes gobernaron su valle.

Taung Kalat

Monasterios budistas
Fuente: ReflectedSerendipity

Construido sobre un tapón volcánico, el monasterio budista de Taung Kalat es uno de los sitios más asombrosos de Birmania. Para acceder al monasterio, los visitantes deben subir 777 escalones hasta la cima. En el trayecto de la subida, es muy posible que encuentres algún que otro macaco esperando a que le des algo de comida. Como podrás imaginar, desde lo alto de Taung Kalat tendrás una vista panorámica totalmente apabullante. Podrás ver desde la ciudad antigua de Bagan, hasta el Monte Popa, causante del tapón volcánico sobre el que está situado el monasterio.

Taktsang Dzong

Monasterios budistas
Fuente: Arian Zwegers

Situado sobre un desfiladero a una altura de 900 metros, el monasterio de Taktsang es uno de los símbolos de Bután. Acceder al monasterio, te puede llevar sobre las 2 o 3 horas hasta llegar a la cima. Según la leyenda, Guru Rinpoche voló montado hacia este lugar sobre una tigresa desde el Tíbet para domar al demonio tigre.

En 1692 se construyó el primer templo. Desgraciadamente, en 1998, un trágico incendio destruyó la mayoría de los edificios, pero han sido cuidadosamente restaurados a su aspecto original.

El Monasterio Suspendido

Monasterios budistas
Fuente: TaQpets

Ubicado de forma precaria en mitad de un desfiladero a unos 75 metros de altura, el Monasterio Suspendido es uno de los lugares más famosos de China. Consta de un complejo de 40 habitaciones unidas entre sí por multitud de pasillos al aire libre.

El nombre de “suspendido” puede dar lugar a confusión. En realidad no está suspendido, está apoyado sobre unos zancos que soportan la estructura de los templos. El monasterio fue construido en el siglo V y ha estado suspendido tal y como puedes ver en la imagen durante 1500 años.

También te puede interesar: Ta’er, Wofo y Hanging, templos budistas imperdibles

Y hasta aquí los 10 monasterios budistas más sorprendentes del mundo. Espero que te hayan gustado y que, al menos, visites alguno. Ya sabes, si te ha servido el artículo, compártelo en redes sociales. ¡Nos leemos!

Guardar

Dejar respuesta